dimecres, 10 de novembre de 2010

TRAGEDIA A CUBA

DE INFOCIRCO.COM DE GENIS MATABOSCH

El Circo Nacional de Cuba vive desde el jueves pasado días de profunda tristeza y consternación tras conocer a través de los medios oficiales de comunicación del país la confirmación de que dos de sus valerosas y muy jóvenes estrellas, perecieron en el accidente aéreo ocurrido en la tarde-noche del jueves 4 de noviembre al precipitarse un avión de la compañía AEROCARIBBEAN S.A. a tierra con 68 pasajeros a bordo.

Tan pronto se supo, las máximas autoridades del circo cubano, unido al sentir del resto de los artistas de ésta institución informaron a las autoridades de la aeronáutica civil del país los datos necesarios por ello solicitados en aras de la posterior identificación de los cadáveres.

Daineris Venero Acosta, 20 años, artista graduada de la Escuela Nacional de Circo en 2009, obtuvo rápidamente la admiración de sus compañeros y por la calidad de su arte recibió en la octava edición del Festival Internacional Circuba 2009 el premio de la popularidad y el primer lugar, con su acto de acrobacia con patines que pertenecía al “Dúo Constelación”. Un mes después giró por 5 ciudades del país a través de INTERCIRCO 2009. El gran prix de coctelería HAVANA CLUB la hubo de invitar a una Gala Especial ofrecida en el Hotel Meliá Cohíba. Actualmente se presentaba cada lunes en el Cabaret Parisién del Hotel Nacional de Cuba y el resto de los días de cada semana, en el célebre Cabaret Tropicana. Fue artista invitada junto a su compañero de número, Yunier Padrón, a la Gala de Inauguración del Festival Circuba 2010.



Ricardo Junco Rodríguez, 21 años, ex – deportista de mérito del Equipo Nacional de Gimnástica. Pasó a integrar las filas de la Compañía Havana del Circo Nacional de Cuba en octubre de 2009. En ese mismo año realizó su primera gira en calidad de adiestramiento con INTERCIRCO 2009 en varias ciudades de la isla. Actualmente ultimaba detalles para iniciar un contrato con el célebre circo francés “Pinder – Jean Richard”, con el impresionante número del “Trapecio Volante o Vuelo del Pájaro”, acto que obtuvo en 2008 el Gran Prix del Festival Circuba.

Ambos artistas permanecerán en el recuerdo imborrable de todos sus compañeros y directivos quienes siempre supieron ver e identificar en ellos sus inmensas cualidades humanas y profesionales. Se truncan así dos jóvenes vidas en fase de un grandioso desarrollo para el circo cubano. Vaya también a sus familiares nuestro más sentido pésame por tan doloroso suceso y el hecho de saber que el Circo Nacional de Cuba no olvidará jamás a éstas prominentes estrellas que mucho prometían para la cultura cubana en general.

Fuente: Circuba / José Manuel Cordero