divendres, 7 de setembre de 2007

1-2-1962 Cinco hermanos van al circo

El Festival Mundial del Circo me gustó este año muchísimo más que otras veces, aun cuando los números hechos por dos persona se veían muy pequeño. Además, el Palacio Municipal de Deportes no tiene forma de circo.
Los números que me gustaron fueron bastantes. Entre ellos hay el de los alambristas, pues uno de ellos sube y baja por el cable inclinado sólo apoyandose por los pies. El número de la noria no lo había visto nunca. También me gustaron los ícaros Akeff. Un hombre aguanta a otro con los pies mientras el de arriba hace ejercicios sin tocar el suelo.
Igualmente fue de mi gusto el número de los elefantes pues hacían cosas de bastante mérito y el de los malabaristas Herminio por lo bonito que era ver tantas cosas que vuelan. También me agradó el número del Oeste por los ejercicios de puntería con escopeta, revólveres, hachas y cuchillos.
Los números que no me gustaron fueron el de los payasos y el de los augustos de “soirée”. En ninguno de ellos me reí en lo más mínimo.

JOAQUIN ELIAS